El casco antiguo de Sitges

El casco antiguo de Sitges

Icon 17 July, 2017
Imagen destacada

Descubre el maravilloso casco antiguo de Sitges.

Sitges es una ciudad mágica llena de encantos y rincones históricos. Para conocer sus orígenes es necesario visitar el casco antiguo del pueblo. En 1972 se declaró conjunto histórico artístico, un punto que todo viajero debe visitar.

En el casco antiguo de Sitges podemos ver muchos tipos de arte: restos arqueológicos íberos, el arte romano y medieval pero, sobre todo, arte modernista.

La Iglesia de Sant Bartomeu i Santa Tecla

Casco antiguo de Sitges: historia y cultura en el mediterráneo

Es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y es una de las imágenes que más caracteriza la Vila de Sitges. Fue construida en el S. XVII y tuvo numerosas modificaciones, pero sigue conservando su espíritu barroco.

En su interior podemos encontrar obras de arte de gran valor como retablos barrocos y renacentistas.

Se construyó en un pequeño turón justo al lado de la playa. Aquí podremos ver un hermoso acantilado, al lado de la muralla y del cañón, donde van picando las olas del mar.

La playa de la Fragata, una de las más emblemáticas de la ciudad, corresponde con el antiguo puerto pesquero de la localidad de Sitges. Las casas de los alrededores son blancas con rallas azules y ventanales abiertos al mar.

El castillo medieval y la antigua muralla

Casco antiguo de Sitges

Este castillo fue uno de los protagonistas durante la lucha de cristianos y musulmanes, un gran punto estratégico de guerra. Cuenta con una torre de más de 20 metros de altura y se encuentra rodeado de una muralla. Era una hermosa residencia claramente aristocrática y actualmente, aún se conservan el gran salón, la bodega, las mazmorras, el patio y los espacios de cocina, horno y caballerías. Un auténtico viaje a la época medieval.

Actualmente, la muralla se encuentra repartida por varios puntos de la ciudad y el castillo es el actual Ayuntamiento de la Vila de Sitges.

Antiguo mercado Modernista

El Antiguo mercado de Sitges es el Mercado Municipal. Fue construido por el famoso arquitecto del municipio, Gaietà Buïgas i Monravà. Este mercado modernista cuenta con 31 paradas, 10 locales comerciales en una galería, un super mercado y un aula gastronómica donde se llevan a cabo diferentes cursos de formación en hostelería. En él se venden todo tipos de productos alimenticios, frescos y de primera calidad.

Casa Bacardí

En el casco antiguo de Sitges también puedes a descubrir la historia y los secretos de la familia Bacardí. Si te interesa la creación de su marca, éstos poseen el edificio modernista de Sitges, justo al lado del mercado viejo. En el Museo Bacardí puedes vivir una gran experiencia rodeado de los mejores cócteles ¿quieres aprender hacerlos? Aquí te enseñarán.

Edificios más emblemáticos del casco antiguo de Sitges:
  • Museo Cau Ferrat:

Casco antiguo de Sitges: Cau Ferrat

Fue fundado en 1893 por el artista Santiago Rusiñol, donde estableció su casa-taller. En 1933 fue convertido en museo público, conservando el espíritu de su fundador.

Grandes colecciones de arte (pintura, mobiliario, esculturas, arqueología…)  con obras de Santiago Rusiñol, de Picasso y de muchos más artistas se pueden admirar en el interior del Cau Ferrat, considerado el Templo del Modernismo.

  • Museo y Palacio Maricel:

El casco antiguo de Sitges y el Palacio Maricel

Un lugar perfecto para descubrir importantes obras de arte de calidad que se organizan cronológicamente en el interior de este museo. Desde el Románico y el Gótico, pasando por el Renacentismo y el Barroco, siguiendo con el Neoclásico, el Romanticismo y el Modernismo. Deja que el arte te invada y te enseñe un nuevo mundo.

Se junta con uno de los edificios más emblemáticos de Sitges, el Palacio Maricel, un edificio con salones, terrazas y claustros donde podrás ver una hermosa panorámica del Mediterráneo. Actualmente es la sede de eventos institucionales y culturales (conciertos, conferencias o presentaciones) y, en algunos casos, también de empresas y organizaciones.

No hay nada como pasear por las calles pintorescas del casco antiguo de Sitges y descansar en una villa mediterránea frente al mar o rodeada de naturaleza